En tu próxima compra de algún compresor de aire, es importante saber aspectos esenciales sobre los tipos, características y aplicaciones para las cuales están diseñados estos equipos que sustituyen la energía por aire comprimido.

Después de leer lo siguiente, tendrás la información básica que te ayudará a realizar la mejor elección en la compra de compresores de aire.

En principio, es importante saber que existen compresores de aire para uso doméstico. Se tratan de equipos básicos y que resultan muy útiles en el hogar. Facilitan el inflado de pelotas, balones, llantas, camas o juegos inflables, sin descontar que son excelentes aliados para limpiar el polvo de aparatos electrónicos, ya sea que los desarmemos o lo hagamos desde las rejillas de ventilación.

También existen los compresores de aire de uso profesional. Como su nombre lo dice, estos equipos son un gran aliado para oficios y negocios como pequeñas vulcanizadoras, talleres automotrices, trabajos de pintura, e incluso para labores artesanales, clínicas y laboratorios. Si has visitado a un dentista, seguramente has visto que existe al menos un compresor de aire en su consultorio; se tratan de compresores libres de aceite que suministran aire higiénico para la eliminación de sarro o secado.

Por último podemos encontrar a los compresores de aire industriales. Son los de mayor potencia en el mercado; abarcan por lo regular de los 5 a los 300 HP y también los hay de súper alta presión. Su uso se centraliza en casi todas las grandes industrias que requieren emplear aire comprimido a gran escala y fuerza para trabajos de elevación hidráulica, inyección de líquidos y neumática en general.

Si deseas saber más sobre el tipo de compresor de aire que necesitas, acude con los profesionales de Intra Motion SA de CV. Será un placer asesorarte.